Articulistas y Opinión Parques, Selvas y Bosques Venezuela

13 de febrero, día de los guardaparques venezolanos: ser guardaparques es un estilo de vida

Publicadofebrero 13, 2021 @ 8:15 am


Son los ojos del pueblo en el Sistema Nacional de Parques.


José Gregorio De Sousa Infante

Imágenes Fundación GUARDEAM

ecoinfante@gmail.com   guardeamvenezuela@gmail.com     @guardeam, @DeSousaInfante, @guardaparquesdesousainfante, Visita el blog animaleandovenezuela.blogspot.com


Ser Guardaparques es un estilo de vida. Esto implica vivir, trabajar o participar, según seas funcionario o voluntario, en lugares remotos, alejados de las comodidades, viviendo riesgos, solo por amor  a la naturaleza. Sin reconocimiento social y con la única satisfacción de cumplir el deber y dejar un legado a las generaciones futuras.

Se debe agregar que esta labor es sin honorarios (voluntario) o si eres funcionario laboras ganando bajísimos sueldos. Aparte de todo esto es una labor anónima, incomprendida para gran parte de la sociedad incluyendo los gobiernos de la mayoría de países.

Somos los Guardaparques, lo quijotes modernos, con uniformes de colores claros basados en  los colores de la natura, enderezando entuertos, enfrentando a dragones reales, que cazan o matan animales, que talan arboles, que invaden los parques y hasta lanzan fuegos que pueden extenderse por semanas: los incendios forestales agravados por el cambio climático y la falta de conciencia.

Son los Guardaparques personas anti sistemas, que al contrario de la mayoría, ven a los animales como compañeros de hábitat, no como piezas de caza o comida; consideran a los árboles como amigos y no como rolas de madera; a los ríos como fuentes de vida y no como cloacas; a los parques como centros del desarrollo nacional y no como zonas baldías o improductivas y a la conservación como una actividad generadora de prosperidad y bienestar para el país y no como obstáculo al desarrollo o una actividad contemplativa solo para personas sin oficio. Disfrutan la vida al aire libre, como la mejor labor del mundo y sienten que el planeta, es una gran casa interrelacionada. Cada Guardaparque del mundo, es como un hermano, hijo de la madre tierra.

13 de febrero Día del Guardaparques Venezolano

El 13 de febrero, se  celebra el día del Guardaparques Venezolano, recordando que en esta fecha pero en 1937, fue decretado el primer parque nacional de la historia de Venezuela, denominado en su época Rancho Grande y que hoy en día se conoce como Parque Nacional “Henri Pittier” en el estado Aragua, en la zona central del país. Esta designación en memoria del botánico y etnólogo Suizo, quien impulsó los esfuerzos para que el país tuviera su primer parque nacional y un sistema de ares protegidas.

Los parques son los territorios más importantes del planeta y producen tantos beneficios ecológicos, sociales y económicos, que no se le pueden dejar solo a los entes de gobierno; sino que es una labor que involucra a toda la sociedad.

Los Guardaparques son:

 Símbolos de la ética conservacionista

La conservación se refiere al uso adecuado de los elementos naturales para asegurar, su continuidad en el tiempo para las actuales y futuras generaciones.

Estos héroes naturales, viven bajo un código de valores basados en el respeto a todas las formas de vida, la paz y la sustentabilidad. En nuestra sociedad, constituyen una referencia de ciudadanía y ética. Los Gp enseñan al público a valorar la importancia de todas las especies para el equilibro ecológico y a cuidar aquellas que ante los ojos comunes no sería necesario proteger: animales como murciélagos, arañas, serpientes, roedores, anfibios, que para el público común causan rechazo o asco.

Son los cuentadantes

Son la columna vertebral del sistema nacional de parques. Estos funcionarios viven dentro de las áreas protegidas. Todo el año, 24/7 por turnos rotativos. Mientras ud. celebra el año nuevo, el día del trabajador, vacaciones o días feriados, para el personal guarda es un día más de labor como cualquier otro.

Son los cuentadantes de lo ocurrido en los parques, realizan monitoreo, protegen los bienes, regulan las actuaciones, controlan a los concesionarios y visitantes, llevan las estadísticas de visitantes y uso de espacios o elementos. Lo voluntarios, apoyan las diversas labores de los funcionarios, cuando le es requerido o por iniciativa propia en labores de educación y e investigación ambiental.

Ejercen función contralora

Su función es equivalente a la contraloría nacional. Ellos regulan el uso de un área protegida, aplican procedimientos administrativos, verifican permisos, concesiones, realizan informes y alertan a las autoridades en caso de delitos ambientales.

Son contralores sociales

Los Guardaparques voluntarios, ejercen a su vez la contraloría social,  alertan sobre el estado del sistema de parques, sobre posibles amenazas ante cambios de uso que realicen empresas y gobiernos, denuncian irregularidades. Es decir, son los ojos del pueblo en el Sinap. Esto lógicamente, incomoda a muchos gobiernos del mundo. Por tal motivo, en todos los países les atribuyen una función meramente colaborativa, de apoyo, evitando su conformación como movimiento social y menos autonomía funcional que pueda convertirse en peligro para la gestión pública.

Liderazgo social

Los Gp funcionarios y voluntarios desarrollan un liderazgo dentro de su ámbito, en el caso de los funcionarios son la autoridad dentro de los parques. Excepto en caso de desastres naturales o decretos de emergencia, donde el ejecutivo nacional delega en el órgano de gestión de riesgos. Los Gp son la máxima autoridad o la única autoridad en los espacios protegidos.

A su vez muchos dirigen organizaciones ambientales o participan en organizaciones comunales, por lo que construyen un liderazgo, una relación con las comunidades y otros actores dentro de las áreas protegidas.

A través de la sensibilización, contacto interpersonal, charlas a los infractores, charlas en instituciones educativas, permiten formar nuevas generaciones que respeten a la naturaleza y al menos en su ámbito regulan las actuaciones de la personas sobre los bosques y animales, cuecas hidrográficas y otros.

Agentes del orden público

Los funcionarios, son a su vez agentes del orden público en su parque, regulan la labores del público y hasta pueden paralizar actividades, realizar decomisos, detenciones preventivas y expulsar del área a infractores. En algunos países los Gp o Rangers, están armados y están autorizados y entrenados para usarlas en caso de que su vida este en riesgo o cuando necesiten someter a los delincuentes ambientales. En el caso de Venezuela, los Gp, están desarmados y si pueden realizar detenciones preventivas de personas, vehículos, armas, herramientas, especies hasta que llegan los cuerpos armados.

Los voluntarios ayudan a controlar el orden, lo hacen acompañados de funcionarios. En todo caso los Gp voluntarios  tratan de mediar con el público para que respete las normas.

Héroes de la conservación

Son valientes para enfrentar a cazadores, mineros, taladores y mafias que circulan por los parques o que utilizan estos espacios para delinquir. Enfrentar sin armas a personas armadas, con antecedentes penales, agresivos, en estado de ebriedad.

Son la primera respuesta ante eventualidades en los parques. En caso de incendios, invasiones, tala y otras acciones, constituyen la primera respuesta del estado.

Vivir en la delgada línea verde

La delgada línea, es una filosofía en la labor de los Gp, se refiere a esa frontera dinámica, esa línea imaginaria que separa nuestras islas de conservación o parques, de las comunidades aledañas o del resto de territorios. Vivir en esa línea, implica estar siempre bajo presiones de las comunidades que quieren aprovechar los recursos naturales (leña, madera, carnes de montes, plantas medicinales, de consumo, ornamentales, pasto, fibras, animales para mascotas o rituales, extracción de minerales, piezas geológicas (estalagmitas o estalactitas) especies vivas, etc.

Deben enfrentar constantemente estas acciones ilícitas o extractivas, a la par de explicar a todos los actores sociales, que dentro del parque, dentro de la delgada línea verde, no pueden existir aprovechamientos en grandes cantidades, ni con fines comerciales o sin autorización.

“Ser Guardaparque es trabajar por la vida y dar vida”

 El Gp Ordóñez del Parque Nacional Cajas, en los Andes ecuatorianos, en entrevista del portal Mongabay, asegura que: “cuidar el agua y el suelo, realizar un rescate o controlar los incendios significa dar vida. “A quienes aspiren a cuidar la biodiversidad, solo puedo decir que se trata de una profesión gratificante. No todos tenemos oportunidad de trabajar en las áreas protegidas y cuidar la naturaleza».

Los Guardaparques son multifacéticos

Un guardaparque es multifacético, desde leñador hasta mecánico, esto dijo Raúl Cañahuiri del Parque Nacional del Manu, Perú, en entrevista a Mongabay. Nosotros creemos, que es desde anfitrión a psicólogo y trabajador social: Los rangers deben atender al público, escuchar las quejas de visitantes y comunidades y los dramas personales de pobreza y exclusión social de muchas personas que gana su sustento en un parque.

Ser Guardaparques, es un estilo de vida, promovemos el  valor del parque como centro del desarrollo nacional y el nacimiento de una nueva era el Bioceno. ¡Felicidades a los Guardaparques venezolanos en su día!.



José Gregorio De Sousa Infante es colaborador destacado de Noticias de la Tierra

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Noticias de la Tierra, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Noticias de la Tierra, redireccionando hacia el artículo original.