Medio Ambiente Nicaragua Ríos, Lagos y Océanos

Almejas y berberechos, centinelas del estado ambiental de las costas nicaragüenses


En colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, un grupo de investigación de la Estación Marina Plentzia de la UPV / EHU ha estudiado a los bivalvos en los manglares de ambas costas de Nicaragua para analizar cómo se ven afectados por la contaminación transportada por los ríos. 


Universidad del País Vasco.

Podría ser posible utilizarlos como centinelas o indicadores de cambios ambientales. La investigación ha sido publicada por la revista Science of the Total Environment .

El grupo de investigación Biología Celular en Toxicología Ambiental (TCC) en la Estación Marina Plentzia y el Departamento de Zoología y Biología Celular Animal de la UPV / EHU tiene una amplia experiencia en la detección de los cambios que se producen en la salud de los ecosistemas mediante la medición de variables químicas y otros conjuntos de Parámetros en las células y tejidos de mejillones, bivalvos y peces. «Estas variables son como nuestra temperatura o pulso; el hecho de que cambien de alguna manera indica que algo está sucediendo», explicó Ionan Marigómez, director de la Estación Marina Plentzia y profesor de biología celular en el grupo CBET.

En colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, el grupo de investigación de la UPV / EHU abordó el estudio de los bivalvos que podrían actuar como indicadores del estado ambiental de los manglares nicaragüenses, tanto en el Caribe como en el Pacífico. Al considerar el estado ambiental de las áreas tropicales, «hay mucha conciencia sobre el deterioro de los arrecifes de coral, mientras que centrarse en el estado de salud de los manglares está menos extendido. Pero los manglares protegen los arrecifes, regulan la sedimentación y los nutrientes que vienen de la tierra, y son los criaderos de muchas especies de arrecifes «, explicó Marigómez.

En el caso específico de Nicaragua, «la contaminación no es muy alta, pero existen varios factores de riesgo: los manglares reciben, entre otras cosas, los pesticidas de todos los cultivos o el mercurio que se descarga en las minas de oro. Además, No hay tratamiento de agua «, dijo.

Diferentes especies para el caribe y el pacifico.

Uno de los mejores candidatos para monitorear los ecosistemas de manglar es la ostra Crassostrea rhizophorae. Sin embargo, como explicó Marigómez, «solo se encuentran en los manglares en la costa del Caribe, no en los del Pacífico; por lo tanto, queríamos encontrar especies sustitutas para el trabajo centinela. Y también nos pareció necesario buscar otra especie adicional para los manglares en el lado del Caribe. Cada especie tiene una sensibilidad diferente cuando se enfrentan a contaminantes, por lo que es aconsejable realizar la biomonitorización con más de una especie al mismo tiempo «.

Para la investigación, seleccionaron tres especies bivalvas. Para la costa atlántica, eligieron una especie de almeja conocida como Polymesoda arctata para complementar la ostra con la que ya estaban familiarizados, y para la costa del Pacífico, dos especies de berberechos: Anadara tuberculosa y Larkinia grandis. En cada especie , identificaron los parámetros de salud apropiados, como el nivel de contaminantes acumulados en su tejido, las variables biométricas para caracterizar el crecimiento y el estado de salud, los niveles de lesiones histopatológicas y parásitos que exhibieron, anormalidades en la reproducción, para que pudieran Poder deducir el estado de salud de los ecosistemas de los manglares donde viven estos animales.

A pesar de tener una amplia experiencia en tareas de esta naturaleza, Marigómez observó que en Nicaragua no podían utilizar las técnicas y métodos habituales. «Es otro mundo, y tienen reglas muy estrictas; por ejemplo, para llegar a los lugares de muestreo tuvimos que usar lanzamientos de aeronaves ligeras o motores. Además, el uso de nitrógeno líquido y hielo seco está expresamente prohibido, y nuestra «La metodología de trabajo se basa principalmente en técnicas criotécnicas; estamos obligados a transportar las muestras en un estado congelado. Por lo tanto, en términos de logística, adaptar nuestra metodología de trabajo a esa realidad representa un gran desafío para nosotros».

«El trabajo realizado fue un punto de partida encantador, y nos ha animado a establecer otra investigación más adelante. Para el monitoreo, encontramos un gran berberecho muy adecuado, L. grandis, que en Centroamérica se conoce como casco de Burro (pezuña de burro). Tiene una larga vida , por lo que reflejaría correctamente la evolución del lugar donde vive y, lo que es más, tiene una distribución biogeográfica muy interesante: desde Baja California hasta Ecuador. esto si pudiéramos obtener financiamiento a largo plazo y establecer una red para monitorear toda la región biogeográfica «.

El objetivo final es poder gestionar y proteger el medio ambiente. «En Europa, el bienestar y el uso de los ecosistemas se rigen por dos directivas, una sobre el agua y la otra sobre la estrategia marina, y ambas estipulan la necesidad de monitorear los ecosistemas para averiguar en qué estado se encuentran en todo momento. Sin embargo, En otras regiones del mundo, incluida América Latina, la legislación sobre protección ambiental no está tan desarrollada, pero en su calidad de creador y miembro de la Sociedad Iberoamericana de Contaminación y Toxicología Ambiental, nuestro grupo tiene contactos con varios centros latinoamericanos de «Investigación y universidades, y nuestro objetivo es superar gradualmente los problemas técnicos existentes para que el monitoreo pueda ser algo global».

Más información: Javier R. Aguirre-Rubí y otros, biomonitor prospectivo y especies de bivalvos centinelas para el monitoreo de la contaminación y la evaluación de perturbaciones en la salud de los ecosistemas en las costas nicaragüenses bordeadas de manglares, Science of The Total Environment (2018). DOI: 10.1016 / j.scitotenv.2018.08.269 

Referencia del diario: La ciencia del medio ambiente total. 

A cargo de: Universidad del País Vasco.

Información de: phys.org