Actualidad Contaminación ambiental Ecología Europa Medio Ambiente

Borrador de informe climático de la ONU: Impactos en la naturaleza

El cambio climático está amenazando gravemente a muchas especies y ecosistemas
El cambio climático está amenazando gravemente a muchas especies y ecosistemas.

Las amenazas del cambio climático a la vida en la Tierra son sistémicas, interconectadas y en una escala sin precedentes en la historia de la humanidad, advirtieron los asesores de ciencia climática de la ONU en un borrador de informe visto exclusivamente por AFP.




Estos son algunos de los hallazgos del informe sobre los impactos en la naturaleza:

Sistemas naturales

El informe advierte que después de los drásticos choques climáticos previos como el que enfrenta actualmente el planeta, la recuperación de los ecosistemas, las redes tróficas y la biodiversidad tomó millones de años e implicó la aparición de especies completamente nuevas.

  • Muchos ecosistemas terrestres, de agua dulce, oceánicos y costeros ya están «cerca o más allá» de los límites de su capacidad para adaptarse al cambio climático.
  • A dos grados Celsius (el acuerdo climático de París apunta a «muy por debajo» de esto) alrededor del 15 por ciento del permafrost del planeta podría perderse para 2100. Esto liberaría entre 36 y 67 mil millones de toneladas de carbono del suelo congelado, un círculo vicioso «bucle de retroalimentación» que causaría más calentamiento
  • Los eventos extremos combinados con las tendencias climáticas a más largo plazo están empujando a los ecosistemas hacia puntos de inflexión «más allá de los cuales pueden ocurrir cambios abruptos y posiblemente irreversibles»
Impactos del cambio climático en la naturaleza
Impactos del cambio climático en la naturaleza.

Especies

Las perspectivas para las criaturas vivientes del mundo parecen peligrosas, aclara el informe.

  • Las tasas de extinción se están acelerando drásticamente y se estima que son mil veces más altas que antes del impacto de las actividades humanas en la Tierra el siglo pasado.
  • Ante el aumento de las temperaturas, muchas plantas y animales se desplazarán cientos de kilómetros de sus hábitats naturales a finales de siglo.
  • Hasta el 54 por ciento de las especies terrestres y marinas están amenazadas de extinción este siglo si la Tierra se calienta entre dos grados Celsius y tres grados por encima de los niveles preindustriales. Las especies de alta montaña e islas están particularmente en riesgo
  • Incluso en un mundo de más dos grados, los animales polares como los pingüinos, las focas, los osos polares, junto con los arrecifes de coral de aguas cálidas y los manglares, estarán bajo una grave amenaza.

Bosques

Una combinación peligrosa de temperaturas más altas, condiciones secas y sequía significa que las temporadas de incendios forestales en todo el planeta son más largas y las áreas potencialmente quemables han duplicado su tamaño.

  • Las altas emisiones podrían significar que la sequía y los incendios forestales transforman la mitad de la selva amazónica en pastizales, un punto de inflexión que liberaría carbono.
  • En la tundra ártica y el bosque boreal, el área quemada por incendios forestales se multiplicó por nueve en Siberia de 1996 a 2015.
  • La restauración de los bosques puede almacenar carbono y ayudar a reducir la vulnerabilidad humana al cambio climático. Pero plantar árboles en lugares fuera de los bosques naturales, como pastizales y sabanas, puede dañar la biodiversidad y aumentar los riesgos climáticos.

Océanos

La última vez que los océanos vieron los niveles de acidificación y agotamiento de oxígeno proyectados para 2100 en un escenario de altas emisiones fue hace unos 56 millones de años.

  • Las olas de calor marinas, que pueden dañar y matar corales, bosques de algas marinas, praderas de pastos marinos e invertebrados, se volvieron un 34% más frecuentes y un 17% más prolongadas entre 1925 y 2016.
  • Se prevé que entre el 70 y el 90 por ciento de los arrecifes de coral del mundo disminuyan con solo 1,5 grados Celsius de calentamiento global. Más allá de eso, sufrirán «pérdidas más extensas»