biodiversidad Europa Temas Generales

El efecto dominó de la extinción de especies también daña la biodiversidad

planta
Crédito: CC0 Public Domain

Las dependencias mutuas de muchas especies de plantas y sus polinizadores hacen que los efectos negativos del cambio climático se agraven. 


por la Universidad de Zurich


Como muestran los investigadores de UZH, el número total de especies en peligro de extinción es, por lo tanto, considerablemente más alto de lo previsto en modelos anteriores.

El cambio climático global está amenazando la biodiversidad. Para predecir el destino de las especies, los ecólogos utilizan modelos climáticos que consideran especies individuales de forma aislada. Este tipo de modelo, sin embargo, pasa por alto el hecho de que las especies son parte de una red gigante de dependencias mutuas: por ejemplo, las plantas necesitan insectos para dispersar su polen y, a su vez, los insectos dependen de las plantas para alimentarse.

Siete redes de polinización en Europa investigadas

Este tipo de interacciones mutuamente beneficiosas han sido muy importantes para generar la diversidad de la vida en la Tierra. Pero la interacción también tiene un efecto dominó negativo cuando la extinción de una especie hace que otras especies que dependen de ella también mueran, un efecto que se llama coextinción. Los biólogos evolutivos de la Universidad de Zúrich, junto con ecólogos de España, Gran Bretaña y Chile, han cuantificado ahora cuánto más impacto tiene el cambio climático en la biodiversidad cuando se tienen en cuenta estas dependencias mutuas entre las especies. Con este fin, el equipo de investigadores analizó las redes entre las plantas con flores y sus insectos polinizadores en siete regiones diferentes de Europa.

La extinción de la rosa de roca significa que el mirto también está amenazado

El primer autor Jordi Bascompte da un ejemplo específico para ilustrar los resultados del estudio: «En una de las redes situadas en el sur de España, la rosa de roca de hojas de salvia tiene un 52 por ciento de probabilidad de extinción prevista por el cambio climático en 2080. Si ocurre, uno de sus polinizadores, la pequeña abeja carpintera, correría el riesgo de coextinción como consecuencia de perder uno de los recursos de los que depende. Debido a que la pequeña abeja carpintera también poliniza el mirto, este último también está bajo amenaza de extinción.» Así, mientras que el riesgo de extinción previsto del mirto considerado de forma aislada es del 38 por ciento, el riesgo se eleva a alrededor del 62 por ciento si se tiene en cuenta la red de interacciones.

«Si también se consideran las interacciones de especies individuales , aumenta el número total de especies en peligro de extinción», resume Bascompte. «Algunas especies con una probabilidad muy baja de extinción relacionada con el clima según el modelo tradicional tienen un alto riesgo de extinción debido a sus dependencias».

Amenaza particular para la biodiversidad en las regiones mediterráneas

Los autores también observaron que el papel de las coextinciones en el aumento del grupo de especies que se erradican podría ser particularmente alto en las comunidades mediterráneas. Por ejemplo, en una comunidad de Grecia, el número total de especies de plantas que se prevé que desaparezcan localmente para 2080 podría ser tan alto como entre dos y tres veces la cantidad esperada al considerar las especies de forma aislada. Los investigadores señalan dos razones para esto: en primer lugar, las regiones mediterráneas se han visto más afectadas por el cambio climático que el centro y norte de Europa. En segundo lugar, las regiones del sur de Europa albergan especies con rangos de distribución más estrechos, lo que las hace más susceptibles a la extinción que las que están ampliamente distribuidas. Con una fracción tan alta de especies y sus interacciones se extinguen, la red restante es más frágil y, por lo tanto, propensa a cascadas de coextinción.