Educación Ambiental Medio Ambiente Resto del Mundo

Es hora de impulsar a las mujeres en la conservación

Publicadomarzo 25, 2021 @ 4:17 pm

Es hora de impulsar a las mujeres en la conservación
Crédito: Nature Conservancy

Las mujeres están siendo excluidas en gran medida de las decisiones sobre conservación y recursos naturales, con efectos potencialmente perjudiciales en los esfuerzos de conservación a nivel mundial, según la investigación.


por la Universidad de Queensland


Un estudio de la Universidad de Queensland y Nature Conservancy revisó una franja de ciencia de la conservación publicada , investigando la causa y el impacto del desequilibrio de género en el campo.

Doctorado en UQ La candidata y directora de conservación de Nature Conservancy en Melanesia, Robyn James, dijo que no era ningún secreto que las mujeres estaban subrepresentadas en las ciencias de la conservación.

«De hecho, según un análisis reciente de 1.051 autores de las principales publicaciones en investigación sobre ecología, evolución y conservación, solo el 11 por ciento eran mujeres «, dijo la Sra. James.

«Analizamos más de 230 artículos revisados ​​por pares que intentaban abordar este mismo problema, confirmando una verdad incómoda: las voces de las mujeres carecen de manera crítica de la conservación.

«Descubrimos que la discriminación de género es sistémica y constante, desde comunidades pequeñas y remotas en lugares como las Islas Salomón hasta grandes organizaciones de conservación y gestión de recursos naturales , donde las mujeres todavía están subrepresentadas en puestos de liderazgo y toma de decisiones.

«Y esto aparentemente impacta directamente los resultados de la conservación.

«Diez de los estudios revisados ​​investigaron la relación entre la participación de las mujeres y el éxito de la conservación; todos encontraron impactos positivos explícitamente medidos y demostrados».

La Dra. Nathalie Butt, científica de Consevation, dijo que la investigación reveló que los roles y dinámicas de género existentes limitaron a las mujeres a lo largo de sus vidas, con más de una barrera que superar.

«En primer lugar, para abordar este problema, debemos desafiar continuamente la suposición de que los hombres ocupan mejor los puestos de liderazgo», dijo el Dr. Butt.

«Existe una percepción persistente de que los hombres deberían tomar decisiones y ser líderes en la mayoría de los contextos, tanto dentro de las organizaciones de conservación como dentro de las comunidades donde se lleva a cabo el trabajo de conservación .

«Sin mujeres en puestos de investigación científica y de liderazgo o de toma de decisiones, la discriminación y las discrepancias por motivos de género rara vez se reconocen como un problema a resolver.

«También debemos investigar más para comprender las aspiraciones y la capacidad de acción de las mujeres dentro de la conservación y el manejo de los recursos naturales.

«Es fundamental reconocer y abordar las cargas de trabajo más pesadas que llevan las mujeres fuera del lugar de trabajo, tareas como cuidar y mantener el hogar, ya que fueron evidentes en todas las culturas que estudiamos.

«Por último, debemos superar la falta de comprensión del uso de los recursos según el género y el diferente acceso a los recursos que suelen tener hombres y mujeres».

El Dr. Butt dijo que los esfuerzos iniciales estaban funcionando para ayudar a cambiar el rumbo, pero se necesitaba hacer mucho más.

«En Papúa Nueva Guinea, The Nature Conservancy se ha asociado con CARE en una auditoría de género de su programa de conservación y está trabajando con todo el personal para llevar a cabo una capacitación basada en género», dijo.

«También han desarrollado un nuevo programa llamado Mangoro Market Meri, dirigido por la coautora Ruth Konia, que permite a las mujeres liderar las decisiones económicas y de conservación en torno a los recursos de los manglares en sus comunidades.

«Y en UQ, somos signatarios de la Carta Athena SWAN: 10 principios clave para ayudar a promover la equidad, la diversidad y la inclusión de género.

«Es un comienzo, pero aún queda un largo camino por recorrer, este es un problema global, así que construyamos un planeta más igualitario, mientras trabajamos para protegerlo».

La investigación se publica en Oryx — The International Journal of Conservation .