Europa Medio Ambiente Suelos

Usando organismos para descontaminar el suelo


El Ministerio de Educación e Investigación de Alemania está financiando un proyecto de remediación de suelos a largo plazo dirigido por la Universidad de Jena.


por Friedrich Schiller Universidad de Jena


El proyecto consiste en investigar y probar métodos biológicos para remediar suelos contaminados con metal en el antiguo sitio de minería de uranio cerca de Ronneburg, Turingia, para renovar los suelos y ponerlos a disposición del uso de la tierra.

Descontaminación del legado de la minería de uranio en la RDA

«Incluso hoy, 30 años después de su finalización, la RDA sigue clasificada como el tercer mayor productor de uranio del mundo. En el este de Turingia y el oeste de Sajonia, por ejemplo, se extrajeron más de 210,000 toneladas del elemento radiactivo», dice el microbiólogo. Prof. Erika Kothe de la Universidad de Jena. Lidera el proyecto junto con el geocientífico Prof. Thorsten Schäfer. Después de la extracción de uranio del pasado, en el proyecto, se probará una posible reutilización de las antiguas áreas mineras. Esencialmente, los suelos todavía están contaminados con metales pesados; Se forman ácidos que disuelven los metales tóxicos y, por lo tanto, pueden representar un peligro para las aguas subterráneas. En la antigua área minera cerca de Ronneburg, que ahora es administrada por Wismut GmbH, propiedad del gobierno, se examinarán cuatro sitios de prueba dentro del proyecto. Durante los últimos cuatro años, los geocientíficos y microbiólogos de la Universidad han estado examinando métodos biocompatibles para un uso a largo plazo de la tierra allí, en particular para la producción de biomasa.

Basado en los éxitos de la primera fase de financiación, el proyecto USER2, financiado por el gobierno, está a punto de centrarse en la implementación de la agricultura terrestre de metales pesados ​​para el diseño sostenible del paisaje y la producción de energías renovables en áreas contaminadas con radionúclidos. Por ejemplo, los equipos de investigación habían plantado árboles, que parecían crecer a pesar de la contaminación, y podrían servir como energía renovable. Las micorrizas, por ejemplo, agáricos de moscas de los boletes de la bahía, suministran a los árboles agua y sales nutritivas. A su vez, los árboles suministran a los hongos productos de la fotosíntesis. «Nuestro objetivo es encontrar la mejor combinación de hongos y árboles», dice Erika Kothe. «Los metales pesados ​​deberían permanecer en los hongos o, mejor aún, las bacterias del suelo deberían convertirlos en biominerales». Para eliminar las toxinas de los suelos, los equipos utilizan una maleza.

Biorremediación del suelo y reutilización.

Para eliminar los metales del suelo, el equipo planta plantas herbáceas como festuca roja o centeno. «Las plantas herbáceas eliminan las toxinas del suelo. Luego se pueden cosechar, incinerar y depositar las cenizas de forma segura», explica Kothe. «De esta manera, el suelo mejora a largo plazo sin un gran esfuerzo técnico. Además, los árboles plantados pueden quemarse o su lignocelulosa puede convertirse químicamente en biocombustible». Además, la maleza herbácea protege el suelo contra la erosión. Al igual que los árboles, la maleza también puede beneficiarse de las bacterias y hongos del suelo, siempre que se puedan encontrar microbios adecuados.

Durante este nuevo proyecto de 3 años, el equipo interdisciplinario quiere continuar con las diversas plantaciones de prueba en el sitio, frenar la erosión del suelo y hacer un inventario. Además de estos, estudiarán el transporte de metales pesados ​​en forma de nanopartículas en el agua. Una parte integral del proyecto son los estudiantes que realizan mediciones y análisis intensivos anuales de las plantas, hongos y bacterias del suelo. Esta visita de una semana al sitio en el quinto semestre es parte del programa de licenciatura en biogeociencias de la Universidad de Jena. Sin embargo, los estudiantes son introducidos al sitio de prueba incluso en una etapa anterior. Cada año hay una excursión a Ronneburg que forma parte de la conferencia sobre interacciones biogeográficas durante su primer semestre.


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.