Noticias de la Tierra

Otro medio de: Corporación Medios Digitales del Sur

Los medicamentos plantean un riesgo ambiental global, advierten los expertos


Los residuos de miles de millones de dosis de antibióticos, analgésicos y antidepresivos representan un riesgo significativo para los ecosistemas de agua dulce y la cadena alimentaria mundial.


por Patrick Galey


Hay temores crecientes de que el uso descontrolado de antibióticos tanto en la medicina como en la agricultura tenga efectos adversos sobre el medio ambiente y la salud humana.

Cuando los animales y los humanos ingieren medicamentos, hasta el 90 por ciento de los ingredientes activos se excretan de nuevo en el medio ambiente.

Muchos medicamentos simplemente se desechan; solo en los Estados Unidos, se estima que un tercio de los cuatro mil millones de medicamentos recetados cada año termina como desperdicio.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) comparó datos sobre concentraciones de residuos farmacéuticos en muestras de agua en todo el mundo, así como tendencias de prescripción y regulaciones de purificación de agua en varios países.

Un estudio citado en su informe estima que el 10 por ciento de todos los productos farmacéuticos son potencialmente dañinos para el medio ambiente, incluidas las hormonas, los analgésicos y los antidepresivos.

La OCDE dijo que se prevé que el uso de antibióticos para el ganado se dispare en más de dos tercios en la próxima década, avivando las preocupaciones sobre la resistencia a los antibióticos.

Las recetas humanas también aumentarán drásticamente, según el informe.

«Estamos viendo la ingeniería constante de nuevos productos farmacéuticos y la evolución de las prácticas clínicas para incluir recomendaciones de tratamientos más tempranos y dosis más altas «, dijo la autora principal del informe, Hannah Leckie.

Otro estudio citado dijo que ya se habían detectado concentraciones «extremadamente altas» de productos farmacéuticos en vías fluviales en China, India, Israel, Corea del Sur y Estados Unidos.

Residuos farmacéuticos en agua dulce
Residuos farmacéuticos en agua dulce

Solo en Gran Bretaña, el etinilestradiol, el diclofenaco, el ibuprofeno, el propranolol y los antibióticos ahora están presentes en la escorrentía de 890 plantas de tratamiento de aguas residuales en niveles lo suficientemente altos como para causar «efectos ambientales adversos», según otro estudio.

«Los residuos de productos farmacéuticos se han detectado en aguas superficiales y subterráneas en todo el mundo», dijo Leckie.

«Sin embargo, todavía hay mucho que no sabemos sobre su ocurrencia, y sabemos aún menos sobre las concentraciones que encontramos».

Resistencia lista para dispararse

Más de 700.000 personas ya mueren cada año a causa de infecciones resistentes a los medicamentos.

A medida que la población mundial crece y envejece y las tasas de prescripción siguen aumentando, se espera que esa cifra alcance los 10 millones anuales para 2050, más que la cantidad de personas que mueren de cáncer.

«A menos que se tomen las medidas adecuadas para gestionar los riesgos, los residuos farmacéuticos se liberarán cada vez más en el medio ambiente a medida que el envejecimiento de la población, los avances en la atención médica y la intensificación de la producción de carne y pescado impulsen la demanda de productos farmacéuticos en todo el mundo», dice el informe.

Y la situación se agudizará aún más a medida que el cambio climático aumente la propagación y la frecuencia de enfermedades infecciosas como la malaria y el dengue.

Leckie dijo que había algo así como un círculo vicioso cuando se trataba de recetas médicas y enfermedades relacionadas con el clima.

«La actividad humana, como la población (crecimiento) y el transporte, combinada con el cambio climático, aumenta la resistencia a los antibacterianos… y, por lo tanto, la necesidad de más productos farmacéuticos».



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com