España se preocupa por las “tierras sin vida” en medio de una creciente desertificación


Las continuas sequías y la sobreexplotación de la tierra tanto para la agricultura como para la industria han avivado los temores en España sobre la creciente extensión de “suelos estériles” que podrían devastar los huertos europeos.


por Valentín BONTEMPS

“Aquí había un bosque de encinas… pero ahora el terreno es yermo”, dice Gabriel del Barrio, señalando una colina donde sólo quedan arbustos raquíticos.

Con zapatillas deportivas polvorientas y un sombrero de lona en la cabeza, este especialista en desertificación sigue con preocupación la degradación diaria del paisaje en Almería, en el sur de Andalucía.

“España no va a ser un desierto con dunas como en el Sahara, eso es morfológicamente imposible”, explica del Barrio, investigador de EEZA, el centro experimental de investigación de zonas áridas.

Pero la desertificación, que se caracteriza por una grave “degradación del suelo” que le hace perder su capacidad productiva, “es preocupante”, afirma.

En el banquillo están los sospechosos habituales: el calentamiento global , que está provocando un aumento de las temperaturas que provoca una evaporación del agua que provoca más incendios forestales, pero también la actividad humana, que es la mayor culpable, en particular debido a la agricultura intensiva.

A pesar de su clima muy seco, Almería se ha transformado en la huerta de Europa a través de sus 40.000 hectáreas de invernaderos -su “Mar de Plástico”- que producen miles de toneladas de tomates, pimientos, calabacines y pepinos durante todo el año.

Pero estas vastas áreas productoras de cultivos están exacerbando el problema al utilizar aguas subterráneas y “agotar los acuíferos”, dice del Barrio.

El embalse de Mediano fotografiado a finales de julio, a poco más del 25 por ciento de su capacidad.
El embalse de Mediano fotografiado a finales de julio, a poco más del 25 por ciento de su capacidad.

‘Posición complicada’

Aunque la situación es extrema, no sólo ocurre en Almería.

Según la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, el 75 por ciento del territorio español está luchando contra condiciones climáticas que podrían conducir a la desertificación, lo que la convierte en la nación europea más amenazada por el problema.

“Esto nos coloca en una situación complicada en la que la combinación de temperaturas extremas, sequías y otros factores agravan el riesgo de erosión y pérdida de calidad del suelo”, advirtió en junio la ministra española de Ecología, Teresa Ribera.

Según el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), del que depende la EEZA, la degradación del suelo se ha triplicado en los últimos 10 años, creando un problema “irreversible a escala humana”.

Y eso significa suelos que no pueden retener agua o materia orgánica , que no pueden sustentar cultivos ni alimentar al ganado, lo cual es un asunto de gran preocupación en un país donde la agricultura representa exportaciones anuales de unos 60 mil millones de euros (66 mil millones de dólares).

“La erosión del suelo es ahora el principal problema para la mayoría de los agricultores en España”, afirmó la UPA, que representa a los pequeños agricultores y ganaderos, advirtiendo que la situación es “grave” y podría tener un “coste económico” importante.

Desertificación en España
Mapa de España que muestra los niveles de riesgo de desertificación, según el Programa de Acción Nacional contra la Desertificación (PAND) del Ministerio para la Transición Ecológica.

Siete años para la regeneración del suelo

En Andalucía, la situación ha hecho que algunos se arremanguen y se pongan manos a la obra.

“Tenemos que actuar por nuestra cuenta siempre que sea posible… y no ceder al destino”, dice Juan Antonio Merlos, de 40 años, propietario de una finca de almendras de 100 hectáreas en las colinas de Vélez-Blanco.

Junto con un puñado de agricultores de una asociación llamada AlVelAl, Merlos ha introducido nuevas prácticas “regenerativas” desde que se hizo cargo de la granja de sus padres hace tres años, que ahora ha sido certificada como orgánica, en un intento por “detener la erosión del suelo  en la región.

Estos agricultores ahora usan estiércol en lugar de fertilizantes químicos , no usan pesticidas “que matan insectos”, limitan el uso del arado “que daña el suelo” y usan materia vegetal para cubrir el suelo con el fin de conservar la humedad en las raras ocasiones en que lluvias.

“Se trata de un trabajo a largo plazo” que utiliza técnicas que existen desde hace años, afirma Merlos mientras examina algunos tallos de cebada plantados bajo sus almendros.

  • El embalse de Mediano, en la provincia de Huesca, se ve gravemente afectado por la sequíaEl embalse de Mediano, en la provincia de Huesca, se ha visto gravemente afectado por la sequía.
  • Las continuas sequías y la sobreexplotación de la tierra han avivado los temores en España por la progresiva propagación del "suelo estéril" que coLas continuas sequías y la sobreexplotación de la tierra han avivado los temores en España sobre la creciente extensión de “suelos estériles” que podrían devastar los huertos europeos.

Pero eso no le impide ser optimista.

“En teoría, se necesitan siete años para ver los resultados de la agricultura regenerativa. Pero ya he empezado a notar la diferencia en el suelo y los insectos”, dijo a la AFP.

Además de instar a los agricultores a adoptar nuevas prácticas, las asociaciones ecologistas están presionando para que se adopten nuevas formas de cultivar, reduciendo las superficies irrigadas y utilizando cultivos que consuman menos agua.

“Necesitamos ajustar nuestras necesidades a la luz de los recursos hídricos disponibles para reducir la exposición al riesgo tanto de las personas como de nuestros sectores productivos en un período de escasez”, dijo el Fondo Mundial para la Naturaleza.

En general, del Barrio está de acuerdo.

“Tenemos que encontrar un equilibrio” para garantizar las necesidades alimentarias sin poner en peligro el suelo, afirmó.

“Necesitamos gestionar el suelo de una manera que lo haga lo más sostenible posible” para evitar el espectro de tierras “sin vida”.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com