Identifican la afección de los ecosistemas fluviales españoles con el cambio climático


Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia han evaluado las áreas más vulnerables de los ríos y determinan que el aumento de temperaturas hará que las especies de aguas frías, como la trucha común, reduzcan significativamente su hábitat potencial


Un estudio realizado por el Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente y la Universidad Politécnica de Valencia (IIAMA-UPV) da a conocer una metodología para evaluar los riesgos derivados del cambio climático en los ecosistemas fluviales, identificando las áreas más vulnerables y el impacto sobre las especies de agua fría, los macroinvertebrados y la reducción del oxígeno disuelto en el agua.

Este es el principal resultado de la investigación llevada adelante por los investigadores del Grupo de Ingeniería de Recursos Hídricos, Clara Estrela Segrelles, Miguel Ángel Pérez Martín y Gabriel Gómez Martínez, y que exponen en el artículo científico publicado en la revista Water Resources Management.

El trabajo parte del hecho de que el inequívoco calentamiento del sistema climático afectará significativamente a los ecosistemas fluviales en la región mediterránea e impactará en toda España. De hecho, distintos escenarios predicen que la temperatura del agua de los ríos mediterráneos aumentará entre 2,2 ºC y 2,9 ºC, a finales de siglo.

Distintos escenarios predicen que la temperatura de los ríos mediterráneos aumentará entre 2,2 ºC y 2,9 ºC a finales de siglo 

Para analizar este contexto, los expertos desarrollaron una metodología de evaluación de riesgos que proporciona una serie de indicadores sobre la amenaza, exposición y vulnerabilidad a los impactos del cambio climático.

Medidas de adaptación

“Los mapas de riesgo son herramientas clave para priorizar las áreas en las que se deben implementar medidas de mitigación y, de este modo, mejorar la capacidad adaptativa de los ecosistemas fluviales a la reducción de sus recursos”, asevera el investigador Miguel Ángel Pérez Martín.

En el marco del trabajo, se ha estudiado el efecto del calentamiento global de la atmósfera sobre el estado ecológico de las masas de agua a nivel nacional, aplicando la metodología en las 5.017 masas de agua superficiales que componen la red hidrográfica de España.

La investigación se centra en los efectos del cambio climático sobre el estado ecológico de las masas de agua a nivel nacional

“Los resultados muestran que el aumento de temperaturas provocará que las especies de aguas frías, como la trucha común, así como los macroinvertebrados, reduzcan significativamente su hábitat potencial. También puede afectar a los niveles de oxígeno en las aguas superficiales”, afirma Clara Estrela, investigadora del IIAMA durante su etapa doctoral.

Por este motivo, se considera fundamental articular una serie de medidas preventivas que “mejoren la vegetación de ribera para que se generen zonas de sombreado a los ecosistemas, la creación de refugios térmicos a lo largo de las masas de agua y protección de las aguas subterráneas”, indica Miguel Ángel Pérez Martín, en la nota de difusión del estudio.

Mapas de los impactos del cambio climático y propuesta de actuación. / IIAMA / UPV

Impactos en el corto y largo plazo

En el corto plazo, entre el 27 % y el 35 % de las masas de agua (en función del escenario de cambio climático tomado como referencia) presentan un riesgo alto o muy alto de pérdidareducción significativa del hábitat para las especies de aguas frías, siendo los tramos intermedios de los ríos los más afectados. En el largo plazo, el impacto del cambio global podría aumentar la superficie afectada entre un 55 % y un 80 % e incidiría en una división de los ecosistemas.

En relación con la afección sobre los macroinvertebrados, en el corto plazo, el calentamiento global podría provocar que entre el 4 % y 32 % de las masas de agua se encuentren en riesgo alto, mientras que en el largo plazo este peligro se incrementará entre el 83 % y el 92 %.

El estudio considera fundamental actuar preventivamente en la protección de las aguas subterráneas

“Esto significa que hay una afección en todos los tramos de los ríos, tanto cabeceras, como tramos medio y bajo”, explica Gómez Martínez.  

Por su parte, la investigadora del IIAMA pone en valor que la investigación ayuda a mejorar el conocimiento sobre los riesgos del cambio climático y permite a los organismos competentes de su gestión, como son las Confederaciones Hidrográficas, “priorizar áreas de actuación e implementar medidas que reduzcan la vulnerabilidad y puedan ser incorporadas en los distintos Planes Hidrológicos”.

Referencia

Estrela-Segrelles, C. et al. “Climate Change Risks on Mediterranean River Ecosystems and Adaptation Measures” (Spain). Water Resources Management (2023).

Fuente: Universitat Politècnica de València

Derechos: Creative Commons.